15 diciembre 2007

cosas que llegan por correo

El Gordo Selva
Amo y Señor en las mazmorras del terrorismo de estado de
Videla y Martínez de Hoz.

En cuantas oportunidades el Sub Prefecto Febrés habrá intentado arrebatar la pastilla de cianuro de las manos de militantes Montoneros cuando con ella decidían impedir el horror de las mazmorras del terrorismo de estado de Videla y Martínez de Hoz.
Cuantas veces el Gordo Selva, en medio de la tortura, transpirado de espanto y brutalidad se habrá burlado de su víctima poniendo énfasis en que la muerte era su decisión y no del cianuro.En cuantas oportunidades Febrés se habrá jactado, pastillas en mano de evitar que esos “zurditos de mierda” se escaparan de “la fiesta”.
Hoy Febrés murió por efecto del mismo veneno ¿Qué habrá sentido el genocida cuando tomo conciencia de la paradoja? ¿Habrá recordado aquellos tiempos en que era dueño y señor de otras vidas? ¿Habrá considerado el gordo Selva, que ese sabor amargo del cianuro “quemando sus entrañas” era preferido por aquellos militantes Montoneros antes que su infierno?
El represor murió asesinado por sus pares, sus cómplices ideológicos, Argentina, el mundo tendrá menos contaminación, pero Selva se llevó consigo información vital para recuperar otras vidas.

2 comentarios:

falangista dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
PdeLP dijo...

NO se admiten comentarios de Fascistas como el publicado como un tal "falangista". Date cuenta viejo, reivindicas al asesino de Franco, la Dictadura genocida de 1976... sos el enemigo.
salud al resto